Punto y final a la pretemporada ante un rival de primer nivel como es el subcampeón de la Serie A, la Roma, que llegaba al Pizjuán con viejos conocidos como Fazio o Perotti. Berizzo apostó por un once formado por diez jugadores de la pasada campaña más Banega, timón del equipo rojiblanco. Un equipo más asentado y con las ideas más claras que en los partidos anteriores pero que necesita una marcha más, cuestión de tiempo.

A la media hora Correa, llamado a ser uno de los baluartes del equipo, abandonó el campo por molestias. Su lugar lo ocupó un recién llegado, Nolito. Una primera parte lenta, fueron los últimos minutos los que animaron el partido. La Roma dispuso de varias dos ocasiones al filo del descanso en las que pudo ponerse por delante en el marcador, pero dos buenas intervenciones del arquero sevillista, Sergio Rico, evitaron el gol italiano.

Tras la reanudación ambos entrenadores movieron los banquillos, probando nuevas fórmulas. Berizzo probó con jugadores nuevos. Mercado se tuvo que retirar por molestias, entrando en el césped otro recién llegado, Corchia quien, junto con Navas, mejoraron la imagen de la banda derecha sevillista. La Roma probó a David Soria, que entró sustituyendo a Sergio Rico, pero el canterano sevillista volvió a evitar el gol romano. Otros de los jugadores que pudieron disfrutar de minutos en el debut del Sevilla en el Sánchez Pizjuán fueron Kjaer y Muriel, así como Pizarro, todos ellos en proceso de adaptación al equipo y a lo que pide Berizzo.

Sería Escudero en el 73 el que adelantaría a los suyos tras un buen pase de Nolito. El mismo Nolito puso la puntilla al equipo de Di Francesco con un buen gol, fruto de una jugada individual y muestra de las ganas y empeño  que le puso el gaditano durante los minutos en los que estuvo en el terreno de juego. Dzeko en el tiempo de prolongación marcaría el tanto del honor para el equipo invitado.

Partido que sirvió para ver a un Sevilla con las ideas mucho más claras y que deja entrever las ideas principales que Berizzo quiere implantar en el equipo, protagonismo en el partido y posesión del balón.

Fin de la pretemporada y triunfo de mérito ante un rival fuerte. Los sevillistas ya preparan el asalto a Turquía en busca del pase a la liguilla de la Champions mientras que los italianos ponen rumbo a Vigo para medirse al Celta.

Ficha técnica:

Sevilla: Sergio Rico (David Soria, m.46); Mercado (Corchia, m.37), Nico Pareja (Kjaer, m.46), Lenglet (Borja Lasso, m.83), Escudero; N’Zonzi, Krohn-Dehli (Pizarro, m.54); Correa (Nolito, m.30), Éver Banega (Ganso, m.76), Montoya (Jesús Navas, m.54); y Ben Yedder (Muriel, m.46).

Roma: Alisson; Bruno Peres, Manolas (Juan Jesús, m.83), Héctor Moreno (Fazio, m.65), Kolarov; Strootman (Pellegrini, m.65), Nainggolan (Gerson, m.83), De Rossi (Gonalons, m.74), Perotti; Drefel (Cengiz Under, m.65) y Dzeko.

Goles: 1-0, (Escudero, 73′); 2-0 (Nolito, 89) 2-1 (Dzeko, 91)

Árbitro: Munuera Montero ( Comité de Árbitros de Andalucía). Amonestó a los locales Correa (m.25) y Corchia (m.67) y a los visitantes Strootman (m.56) y Dzeko (m.88).

Imagen ©: Sevilla Fútbol Club