Este jueves se celebró el sorteo de la fase de grupos de la Liga de Campeones donde pudo estar el Sevilla gracias a su victoria global ante el Basaksehir por 4-3. El conjunto hispalense partía en el bombo 2, con lo que su intención inicial era eludir los ‘cocos’ del bombo 1 como Juventus, Bayern o Chelsea. El objetivo principal para los de Nervión es pasar la primera fase y llegar a los cruces, donde cayeron el pasado curso en octavos de final frente al Leicester.

El equipo sevillista esquivó a los ogros en el primer bombo. Los de Berizzo fueron encuadrados en el grupo E, donde había recalado el Spartak de Moscú, campeón de la liga rusa. Sin embargo, la suerte estuvo tanto del lado andaluz minutos después. Uno de los rivales más complicados que podían tocar del tercer bombo fue a parar al grupo del Sevilla: el Liverpool de Jürgen Klopp. Los ‘reds’ vuelven a la Champions League tres temporadas más tarde de la mano de futbolistas como Firmino, Salah, Mané o Coutinho.

El último de los equipos encuadrados en el grupo es el Maribor, campeón de la liga de Eslovenia por decimocuarta vez. Es el equipo de su país con más participaciones en torneos europeos, siendo además uno de los cuatro equipos de la antigua Yugoslavia que ha conseguido la clasificación para la fase de grupos de una competición continental.

 

© FOTO: Sevilla FC