El Betis se llevo la victoria ante el Celta en el primer encuentro liguero como locales. Los de Quique Setién supieron darle la vuelta al marcador tras un tempranero gol gallego obra de Maxi Gómez. La justicia tenía tenía que llegar al Villamarín y Sergio León y Feddal fueron los encargados de materializarla, ambos con goles de cabeza.

El arranque del partido fue dubitativo por parte de ambos conjuntos aunque pronto el Betis quiso dar un paso adelante o al menos quedarse con el balón. Nada más comenzar, íbamos a vivir el primer episodio polémico cuando Sergio León caía en el área rival y todo el estadio pedía penalti, aunque el colegiado no lo estimaba de la misma manera. Antes de llegar a los diez primeros minutos de partido el Celta se adelantaría en el marcador, Maxi Gómez remataba sin oposición una jugada a balón parado del conjunto gallego, aunque antes de entrar en el marco de Adán el esférico iba a tocar en Camarasa para despistar al portero bético. Tras el gol el Celta se vino arriba y volvía a cercarse al área de Antonio Adán, sobre todo con jugadas a balón parado. No se encontraba cómodo el equipo, al que le costaba superar la alta presión que ejercía el contrincante. Aunque paso a paso el Betis fue ganándole terreno a los celtiñas, hasta que a la media hora de partido un centro perfecto de Guardado al segundo palo encontró a Sergio León que le ganaba la partida a la defensa y cabeceaba el cuero al fondo de las mallas. como ocurriera en el primer tanto, el que marcaba seguía golpeando y el Betis controlaba más el juego, aunque el rival  supo leer la dinámica del encuentro y se dedico a aguardar y emplear un juego más directo que también entrañaba peligro.

Tras la reanudación, los de Setién querían seguir mandando sobre el césped y los primeros compases eran enteramente verdiblancos. El Celta reaccionaba y volvía a igualar las fuerzas tras un par de acercamientos sin mayores consecuencias, aunque al estirarse el equipo vigués, obligaba a recular unos metros a los béticos. Entraba el partido en el cuarto de hora final y parecía mucho más conforme el Celta con el empate que el Real Betis. No obstante, el marcador no iba a quedarse así ya que Guardado enviaba un centro tras un saque de esquina en corto de Joaquín que esperaba Feddal, en el corazón del área, el marroquí se imponía a sus marcadores y cabeceaba para adelantar al cuadro local y desatar la euforia en las renovadas gradas del Villamarín. El Celta se intentaba reponer del varapalo y trataba de apretar más, ya que buscaba al menos sacar un punto de tierras sevillanas. El Betis por primera vez en el partido decidió echar un ojo al cronómetro y prefirió aguantar un poco más replegado y dedicarse a buscar la contra. Con una llegada de Iago Aspas a la desesperada buscaba el empate el conjunto celeste, pero la ocasión murió plácidamente en las manos de Adán. Y con esto se llego al final de un partido donde la intensidad fue la dominante del encuentro, pero que los puntos se quedaron en casa.

 

Real Betis Balompié: Adán, Barragán, Mandi, Feddal, Durmisi, Javi García, Guardado, Camarasa, Joaquín (Narváez 84’), Francis (Tello 65’) y Sergio León (Sanabria 80’).

RC Celta de Vigo: Sergio, Hugo Mallo, Roncaglia (Cabral 74’), Sergi Gómez (Lobotka 80’), Jonny, Radoja, Jozabed, Wass (Hernández 64’), Aspas, Sisto y Maxi Gómez.

 

©FOTO: Real Betis