El Betis continúa rastreando el mercado en busca de un extremo con velocidad y gol a menos de 48 horas para que el mercado estival cierre el telón. El último jugador en sonar para esa demarcación ha sido el internacional valencianista Nani. Según ha afirmado hoy el diario portugués Record, la dirección deportiva verdiblanca (encabezada por Lorenzo Serra Ferrar) ha preguntado al Valencia por la situación de un jugador que, salvo un giro en los acontecimientos, deberá abandonar Mestalla antes de que finalice este periodo de fichajes. Igualmente, el rotativo luso asegura que el Málaga también sigue con especial atención al extremo que fuera campeón de Europa el pasado verano.

El portugués, que a día de hoy se recupera de un esguince de rodilla, no es el primer objetivo bético en las filas ché. La entidad heliopolitana ha mostrado igualmente su interés por el gallego Santi Mina, jugador que se desenvuelve en la misma posición y que no quiere tener un papel secundario en el equipo de Marcelino.

La operación no invita al optimismo por su viabilidad. La elevada ficha del extremo (cercana a los tres millones de euros libres de impuestos) es, ahora mismo, difícil de afrontar para el Betis, que necesita cierto margen salarial para llevar a cabo la operación. Las salidas de Zozulya, Digard y Brasanac (su cesión está casi hecha con el Leganés), todos ellos descartes de Setién, marcarán el desarrollo de las negociaciones.

A sus 30 años, Nani ha militado en las filas del Sporting de Portugal, Manchester United, Fenerbache y Valencia, entidad a la que llegó por 8,5 millones de euros la pasada temporada y anotó cinco goles.

 

© FOTO: soccer123.net