Tercera victoria del Sevilla de forma consecutiva la que ha cosechado en la tarde de hoy en Montilivi. Los rojiblancos visitaban por primera vez el estadio de un Girona que ha presentado batalla y ha corroborado, esta vez frente al Sevilla, las buenas sensaciones que está dejando en este inicio de temporada.

Los de Machín salieron muy enchufados al partido, presionando arriba la salida de balón de los sevillistas y buscando transiciones rápidas, aunque sin generar peligro sobre la portería de Sergio Rico. El Sevilla tardó en reaccionar. Cuando el partido estaba al filo de la media hora, N’Zonzi remataba un magnífico centro de Sarabia, el mejor de los suyos en el día de hoy, pero su remate fue blocado muy bien por el meta albirrojo, Gorka Iraizoz.

Ganso antes del descanso dispuso de otra ocasión, esta vez desde lejos, que se fue escorada. En la segunda mitad el equipo de Nervión salió mejor, controlando y llevando la batuta de un partido que había sido dominado por el conjunto local. Poco a poco los de Berizzo se estiraban y se acercaban a la portería del Girona. Muriel dispuso de dos buenas ocasiones, una tras un gran pase que cazó e intento cruzársela a Gorka, pero su disparo no acabó en gol. Posteriormente chutó una falta que estuvo cerca de convertirse en el primer gol del Sevilla.

Antes de las dos ocasiones de Muriel, el Girona pudo haberse puesto por delante tras un disparo de Juanpe que se marchó desviado. Ganso fue sustituido por Vázquez y de las botas del argentino nació el pase que acabó en las botas de Muriel para que, tras una cabalgada, batiese a Gorka, consiguiendo su primer tanto con la elástica sevillista. Primer gol del cafetero que lo siguió intentando durante el resto del partido. Tras el gol en el minuto 68 el Girona se volcó, consciente de que necesitaba un esfuerzo grande para puntuar. Berizzo dio entrada a Mercado en el lateral diestro, sustituyendo a Montoya y de esa forma reforzar una banda por la que Mojica hizo un gran partido.

El colombiano del Girona canalizaba todo el peligro del conjunto catalán, aunque sus delanteros no estuvieron acertados. Cuando el partido se encaminaba al final, De Burgos Bengoetxea, pitó un penalti inexistente. La pena máxima fue lanzada por Granell que envió el esférico al larguero. Tras el penalti, Muriel dispuso de una ocasión más, aunque esta no acabó en gol.

De esta forma se llegó al final con un Sevilla que suma su tercera victoria de forma consecutiva, la segunda lejos de Nervión y certifica el buen comienzo de liga en cuanto a resultados se refiere. Los hispalenses quedan segundos en la clasificación a dos del Barcelona que es el equipo que la encabeza.

FICHA TÉCNICA:

Girona FC: Iraizoz, Bernardo, Muniesa, Juanpe, Aday, Mojica, Pere Pons (Kayode, minuto 79), Granell, Borja García, Stuani (Aleix García, minuto 66) y Portu (Olunga, minuto 79).

Sevilla FCSergio Rico; Corchia, Carriço, Lenglet, Carole; N’Zonzi, Banega, Ganso (‘Mudo’ Vázquez, minuto 63); Walter Montoya (Mercado, minuto 76), Luis Muriel y Sarabia (Kronh-Dehli, minuto 86).

Goles 0-1 (Muriel, min 68).

Árbitro:  De Burgos Bengoetxea (Comtité Vasco). Mostró amarilla a Juanpe y Bernardo por parte de locales y en el bando sevillista amonestó a N’Zonzi, Corchia y Carriço.

 

© FOTO: LFP