Victoria muy importante del Sevilla ante el Eibar, la primera en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán en la etapa Berizzo, y que confirma el buen arranque de la temporada del equipo andaluz.

Pensando en el partido contra el Liverpool, y con varios jugadores fatigados por los partidos internacionales con sus selecciones, Berizzo volvió a poner sobre el terreno de juego un once inicial con muchas novedades respecto a la última jornada, con un centro del campo “experimental”, formado por un trivote con Steven Nzonzi, Pablo Sarabia y Paulo Henrique Ganso.

Poco que rescatar de la primera mitad, en la que el Sevilla tuvo la posesión del balón, pero muy poca fluidez a la hora de crear juego. Ben Yedder y Nolito dispusieron de las tres ocasiones en ataque, incluyendo un palo en el minuto 14 por parte del franco-argelino. La banda derecha sevillista fue donde se iniciaron más jugadas en ataque, pero las arrancadas por banda de Jesús Navas resultaban ineficaces. La ocasión más clara del Eibar fue un tiro desde fuera del área del japonés Inui.

Se prolongaron 3 minutos de descuento tras la lesión de Iván Alejo y los minutos restantes que duraron los instantes en los que se detuvo el partido a consecuencia de las altas temperaturas, en donde los jugadores aprovecharon para hidratarse.

En la segunda parte, el equipo sevillista salió mucho más enchufado, anotando el primer gol el brasileño Ganso, que hasta ese momento no había hecho gran cosa, en el minuto 46, tras pase de Nolito por la banda izquierda al punto de penalti.

A partir de ahí, el viento sopló a favor de los jugadores atacantes del Sevilla, con ocasiones al contragolpe, aunque el Eibar gozó también de alguna ocasión clara de gol, como la que se dio tras el centro al segundo palo de Sergi Enrich que remataba posteriormente KIke y sacaba bajo los palos Lenglet. Minutos después, tras la entrada del francés Corchia por Mercado, llegaba el segundo gol, obra de Ben Yedder en boca de gol tras pase de Sarabia por la izquierda, tras una triangulación anterior entre Nolito, el propio Sarabia e iniciada por Ben Yedder, que sin duda fue el mejor del partido.

Tras las entradas de Correa por Navas y Geis por Ganso, el cual salió ovacionado, y en los minutos de descuentos, el sanluqueño Nolito finiquitaba la goleada sevillista tras la elaboración de una gran jugada en ataque protagonizada por Nzonzi, Sarabia y Corchia.

Victoria contundente ante el equipo vasco, que no debe ocultar las carencias de las que aún padece el equipo sevillista, pero que no deben quitar méritos al trabajo de Berizzo, ni minar el optimismo y la ilusión de los aficionados sevillistas, ya que este equipo, aún en construcción, sigue invicto, y en el momento en el que se escribe esta crónica, líder provisional de la Liga.

FICHA TÉCNICA:

3. SEVILLA FC: Sergio Rico, Mercado (Corchia, minuto 72), Dani Carriço, Lenglet, Escudero, N’Zonzi, Ganso (Geis, minuto 86), Sarabia, Jesús Navas (‘Tucu’ Correa, minuto 79), Nolito y Ben Yedder.

0. SD EIBAR: Dmitrovic, Capa, Ramis, Oliveira, José Ángel (Bebé, minuto 78), Iván Alejo (Peña, minuto 39), Dani García, Escalante, Inui (Rivera, minuto 61), Kike García y Sergi Enrich.

GOLES:  1-0, minuto 47: Ganso. 2-0, minuto 76: Ben Yedder. 3-0, minuto 91: Nolito.

ARBITRAJE:  Mateu Lahoz, valenciano. Amarillas para Escudero y José Ángel.

 

© FOTO: SEVILLA FC