La próxima jornada de Champions League llevará a los de Berizzo hasta Rusia, más concretamente a Moscú. En el país anfitrión del Mundial 2018 el Sevilla solo ha ganado una vez, precisamente en la ciudad en la que mañana se enfrentará al Spartak.

En la capital rusa el Sevilla ha disputado tres encuentros, con tres resultados distintos. La primera vez que el Sevilla visitó Rusia fue para enfrentarse en la Copa de la UEFA al Torpedo de Moscú. En aquella ocasión cayó por 3-1, resultado que no pudo remontar en el Pizjuán, siendo eliminado de una copa que posteriormente se convertiría en fetiche para el Sevilla. En la 2005/2006 consiguió la única victoria en Rusia. Esta fue ante el Lokomotiv, gracias a un solitario tanto de Jordi López. La primera vez que el Sevilla visitó Rusia en partido correspondiente a la Champions League cosechó un empate ante el eterno rival del Spartak, el CSKA. El gol de Negredo fue neutralizado por Mark González, dejando el marcador con 1-1. Posteriormente esa eliminatoria se convertiría en uno de los recuerdos negros del Sevilla en competición europea.

Los otros cuatro encuentros que disputó en Rusia fueron en San Petersburgo, ante el Zenit. Tres empates y una derrota son el balance del Sevilla ante el Zenit. Dos partidos acabaron con 1-1 y el más reciente con 2-2, en lo que supuso el pase a la semifinal de la Europa League de la temporada 2014/2015. La única derrota en San Petersburgo fue en un partido sin trascendencia de la fase de grupos de la temporada 2005/2006, cuando perdió por 2-1.

La estadística no sonríe a un Sevilla que buscará su segunda victoria en Rusia y afianzarse en la primera plaza del grupo de Champions League, dejando atrás al Spartak, que de perder quedaría con solo dos puntos a siete del equipo hispalense.

 

© FOTO: UEFA.com