El conjunto de Berizzo visitó el nuevo estadio colchonero en la segunda vez que abría sus puertas. Lo hizo tres días después del último encuentro liguero, en casa ante Las Palmas. El pasado miércoles hubo rotaciones en el once inicial ante el equipo canario; sin embargo, el técnico argentino fue con todo este sábado ante el Atlético de Madrid. Los sevillistas llegaban invictos, con la estadística de equipo menos goleado de la competición y tras cuatro partidos consecutivos sin encajar.

El balón echó a rodar y fue el Sevilla el que tomó la iniciativa del juego. La batuta de Éver Banega, la profundidad de Navas y el olfato de Muriel amenazaban a los locales. No obstante, fue Sarabia quien metió el miedo en el cuerpo a la hinchada rojiblanca. Suyo fue el primer disparo del encuentro, que se envenenó pese a ir blando después de rozar en Savic y se marchó al palo. Quiso dar la réplica la escuadra de Simeone y no tardó en hacerlo. Una buena jugada por banda izquierda terminó en un disparo de Filipe Luis al larguero de la meta de Sergio Rico. En la zaga andaluza destacaba Gabriel Mercado con grandes acciones al cruce.

El partido se fue al descanso de esta manera. Tras la reanudación no duró mucho el empate. Un error de N’Zonzi en la entrega del esférico a Rico permitió que Carrasco, atento y veloz, regateara al portero y marcara a placer. Y pudo ser el punto de inflexión en el choque, puesto que el Sevilla había dejado pasar sus mejores minutos en la primera mitad sin perforar la red del rival. El Atlético empezó a controlar el juego y siguió estando ordenado en defensa. Hasta que Griezmann apuntaló el partido. El francés remató cruzado dentro del área por debajo de las piernas del cancerbero.

No hubo atisbo de reacción factible para los de Berizzo. El Atlético cerró bien líneas y demostró ser un equipo al que no se le remonta con facilidad. De esta manera llegó la primera derrota del curso para el Sevilla, que encajó más goles en el Wanda Metropolitano que en las primeras cinco jornadas ligueras. Eso sí, la falta de pegada sigue siendo el talón de Aquiles. Pasada la vorágine de locura que ha terminado con tres partidos en una semana, la vuelta al trabajo se producirá pensando en la Champions. El próximo martes, visita del Maribor a un Sánchez Pizjuán que volverá a vestirse de gala para escuchar la melodía preferida de los amantes del fútbol.

FICHA TÉCNICA:

Atlético: Oblak, Vrsaljko, Lucas, Filipe Luis, Savic, Koke, Saúl, Carrasco (Gameiro, min. 81), Gabi, Griezmann (Thomas, min. 72), Vietto (Ángel Correa, min. 57)

Sevilla: Sergio Rico, Carriço, Lenglet, Mercado (Krohn-Dehli, min. 77), Carole, Banega, N’Zonzi, Franco Vázquez, Sarabia (Joaquin Correa, min. 58), Muriel (Ben Yedder, min. 68), Navas.

Árbitro: Juan Martínez Munuera (comité valenciano). Amonestó a Gabi (min. 28), Carrasco (min. 47), Luis Muriel (min. 49), Mercado (min. 53), Vrsaljko (min. 67), Correa (min. 76), Lenglet (min. 84).

Goles: 1-0 (Carrasco, 46′), 2-0 (Griezmann, 69′).

© FOTO: Sevilla FC