El Sevilla se ha colocado primero de grupo tras haber ganado al Maribor de forma contundente. Un liderato que ocupa en solitario ya que ni Liverpool ni Spartak han conseguido sumar una victoria que les colocase junto al club hispalense en la cabeza del grupo.

Los de Kloop llegaban al Otkrytie Arena tras haber vuelto el fin de semana a la senda de la victoria al derrotar al Leicester. En Rusia se midió a un Spartak que no atraviesa por su mejor momento. El equipo entrenado por Massimo Carrera llegaba al choque europeo tras unos resultados desfavorables en liga que habían acrecentado las críticas al técnico italiano.

Ambos volvieron a sumar un punto en un partido que dominó el Liverpool. A los veinte minutos de partido Fernando, tras lanzar una falta, ponía por delante a los moscovitas, dando la sorpresa y disparando las alarmas en el conjunto ‘red’. Ocho minutos más tarde, Coutinho devolvía la igualada al marcador, electrónico que no se volvería a mover.

El Liverpool se lanzó sobre la portería de Rebrov, que se lesionó y fue sustituido por Sélijov cuando faltaban veinte minutos para el final del partido. Pese al empuje del Liverpool el resultado final fue empate a uno. Un empate que deja al Sevilla líder en solitario del grupo y a Liverpool y Spartak con dos puntos en el casillero.

El Spartak de Moscú será el próximo rival del Sevilla en la Champions. Los de Massimo Carrera se medirán al equipo hispalense a mediados de octubre, en la tercera fecha de la fase de grupos. Los de Kloop se enfrentarán al Maribor, partido que deben ganar para no complicarse la clasificación a la siguiente ronda de la Champions League.

 

© FOTO: Liverpool FC