La derrota dura del pasado sábado hizo mella en la moral del equipo. Tras una buena primera mitad y una segunda parte horrorosa, los de Tevenet afrontaban el encuentro ante el Cádiz como un partido que debía suponer un punto de inflexión en la temporada. Un derbi cargado de tensión para que ambos rompiesen la mala racha. El resultado no deja contento a ninguno de los dos equipos, pero al menos suman un punto al que aferrarse para cambiar la inercia negativa.

El partido comenzaba con un Cádiz dispuesto a hundir más al colista. Los de Cervera tuvieron unos buenos primeros minutos, encerrando al Sevilla Atlético en su área, en el que emergió la figura de Caro, que en varias ocasiones salvó a los suyos. Con el paso de los minutos el equipo de Tevenet fue mejorando su imagen en el campo. Mena, que partía como titular, comenzó a dirigir el centro del campo sevillista, escoltado por Yan Eteki que realizó un gran trabajo defensivo. Las ocasiones no fueron claras y el Cádiz pudo adelantarse tras una internada por la banda que acabó rechazada tras una buena intervención del portero sevillista.

El filial intentaba colgar balones al área pero, jornada tras jornada, el problema sigue siendo el mismo: no había rematador. Sin muchas ideas, ambos equipos tuvieron ocasiones para ponerse por delante pero la sequía goleadora de ambos sigue latente y no acertaron en ninguno de los acercamientos.

El segundo periodo comenzó de forma parecida al primero. Los minutos iniciales fueron del conjunto amarillo que no paró de intentar cruzar el muro sevillista. Cuando los cadistas conseguían pasar la defensa rojiblanca se encontraban con Caro. El Sevilla Atlético, peor que en la primera mitad, sufría las embestidas cadistas, concentradas en la banda por la que se encontraba Álvaro García, un quebradero de cabeza para Carmona. Los minutos pasaban y el Sevilla Atlético se estiraba, acercándose con más peligro a la portería de Cifuentes. La ocasión más clara la tuvo Carlos Fernández que recogió un balón dentro del área. Cuando ya se cantaba el gol en la grada del Viejo Nervión, el canterano sevillista envió el balón por el lateral de la red.

Los cambios de ambos equipos no dieron resultado y el partido comenzó a decaer. La expulsión de Matos, uno de los mejores en el día de hoy, y el bajón físico de ambos equipos hicieron que los últimos minutos careciesen de grandes ocasiones, con un Sevilla Atlético más preocupado por agarrar el resultado y un Cádiz sin ideas que no concretaba ocasiones de cara a portería.

Empate que sabe a poco a ambos equipos, aunque con el partido que han disputado es lo más justo. El Sevilla Atlético ocupará una jornada más el farolillo rojo de la clasificación aunque al menos consigue un nuevo punto para levantar un poco la moral de los jugadores. El Cádiz por su parte, sigue sin marcar y sin ganar. Cinco jornadas sin conocer la victoria, cinco jornadas sin celebrar un gol que lo dejan en la decimosegunda posición de la tabla.

Ficha técnica:

Sevilla Atlético: Caro; Matos, Álex Muñoz, Berrocal, Carmona; Yan Eteki, San Emeterio; Curro (Boutobba, min 75), Mena (Borja San Emeterio, min 86), Pozo; Carlos Fernández (Marc Gual, min 81).

Cádiz: Cifuentes; Correa, Servando, Kecojevic, Brian Oiván; Álex Fernández, Abdullah (José Mari, min 78); Salvi, Álvaro García (Moha Traoré, 71′), Ruben; Barral (Alberto Perea, 65′)

Goles: –

Árbitro: Eduardo Prieto Iglesias (navarro). Amonestó por parte de los locales a Fede, Curro y expulsó a Matos. En el cuadro cadista vieron la amarilla Correa, Brian, Álex Fernández y Alberto Perea.

 

© FOTO: La Liga