El Real Betis Energía Plus sigue preparando la temporada 2017-18, en la que finalmente militará en la máxima categoría del baloncesto español. Cada vez queda menos para que dé comienzo el curso liguero, por lo que afinar la plantilla se convierte en prioridad máxima. Tras las llegadas de piezas como Nelson o Saúl Blanco, los verdiblancos no quieren perder comba. Menos todavía con el cambio de división, que también conlleva un correspondiente cambio de rumbo en la política de movimientos.

Una de las primeras consecuencias ha sido la rescisión de contrato de Jordan Swing. El escolta norteamericano fue anunciado como nuevo fichaje el pasado mes de julio. Sin embargo, antes de haber podido siquiera estrenarse con la camiseta del Energía Plus, la entidad ha decidido prescindir de sus servicios debido a las nuevas pretensiones del conjunto sevillano. El propio club lo anunciaba en su página web y le agradecía que entendiera la situación: “El Real Betis Energía Plus agradece al jugador la disposición mostrada en las últimas semanas y su comprensión del difícil contexto en el que se ha movido la planificación deportiva de la entidad verdiblanca a lo largo de todo el verano”.

La otra noticia de alcance en el equipo entrenado por Alejandro Martínez es la contratación del alero congoleño Nobel Bongou-Colo. Procedente del Khimki ruso, a sus 29 años estará en disposición de aportar experiencia, potencia y un buen tiro. 2,03 metros de altura le permitirán hacer valer su envergadura de cara a sus labores bajo el aro. Tras su llegada, pocos movimientos tendrá ya que realizar el cuadro bético. Así lo afirmó Saúl Blanco el pasado miércoles tras empezar los entrenamientos de pretemporada: “A falta de dos o tres fichas para el juego interior creo que tenemos una plantilla bastante ilusionante”.

 

© FOTO: Real Betis Energía Plus