Eduardo Berizzo compareció en rueda de prensa posterior al empate del Sevilla en Anfield. El entrenador argentino acabó siendo expulsado por Makkelie en el minuto 59, acusándole de perder tiempo con 2-1 en el marcador. Los andaluces no se vinieron abajo y fueron a por todas; tanto que pudieron llevarse los tres puntos en una última ocasión. La primera parte estuvo protagonizada por la rapidez de los ‘reds’ al contragolpe y la incapacidad de los visitantes para contrarrestarla.

Así lo recalcó el propio Berizzo: “Costó sujetar su ataque. Nos pusimos delante en el marcador, pero no pudimos contener su verticalidad. Nos hicieron mucho peligro”. Además, vio un momento especialmente clave en el devenir del choque: “La acción del penalti nos mete en el partido”. Y es que el Liverpool falló una pena máxima que pudo darle una ventaja de dos tantos y apuntarse parte de la contienda.

El encuentro llegó a su segunda fase con posibilidades para ambos conjuntos. De este modo lo resumió el preparador sevillista: “Jugamos más ordenados. El ingreso de Sarabia nos equilibró. No sufrimos contras ni ataques y empezamos a ganar terrenos. Pudimos haber ganado el encuentro al final. Nos recuperamos de un primer tiempo malo que podíamos darle la vuelta”. Al final, acabó admitiendo que el 2-2 le dejó buen sabor de boca: “Este empate deja sensaciones positivas. Tiene mucho mérito”.

Sobre su expulsión aclaró: “Tiro el balón. Ellos lo hicieron ganando. Fue para compensar lo que hicieron ellos. El árbitro creyó que quería perder tiempo yendo perdiendo. Ellos lo hicieron en la primera parte ganando y yo perdiendo en la segunda hice la misma acción. No entiendo esa decisión del árbitro”, concluyó.

© FOTO: Sevilla FC