En la noche de ayer el Sevilla comenzó su andadura en la Liga Santander. El inicio ha dejado un mal sabor de boca debido a que los de Berizzo se le escaparon los puntos ante un buen Espanyol, plantado bien en el campo durante todo el encuentro.

El técnico argentino sacó un once totalmente distinto al que jugó, y al que jugará, en Champions. Solamente N’Zonzi y Lenglet repitieron titularidad. Tras el partido reconoció el técnico argentino que había rotado pensando en el partido de Champions.

En la portería dio la oportunidad a David Soria. El meta madrileño tenía ante sí una oportunidad de oro para demostrar su valía como cancerbero sevillista en liga. No obstante a los tres minutos tuvo que ser sustituido por lesión. En esos minutos salvó al equipo del primer tanto del partido.

La zaga dejó mucho que desear en este estreno liguero. La pareja de centrales Lenglet-Kjaer no fue fiable y continuamente se veían vencidos por el delantero perico, Leo Baptistao, que firmó un partidazo. Lentos e imprecisos, mal debut liguero de ambos pese a que el gol de Lenglet hace que su papel se maquille un poco. Corchia estuvo correcto en defensa y apagado en el ataque. Por su parte Sarabia partía en una posición que no era la suya, por lo que sufrió muchísimo a la hora de defender y aportó bastante en el ataque.

El centro del campo sevillista dejo mucho que desear. El error de N’Zonzi que supone el gol del empate le dejó en mal lugar, pese a que después fue el que más criterio y cabeza puso en la zona media del campo. Borja Lasso no estuvo acertado en su debut en partido oficial con el primer equipo. Fruto de los nervios estuvo impreciso, pese a dejar destellos de calidad, todos sus fallos mejorables, aun es muy joven. Ganso estuvo ausente durante todo el partido. No tuvo sus destellos de calidad y por lo tanto pasó desapercibido en este estreno liguero del Sevilla.

Arriba cabe destacar la figura del capitán sevillista en la noche de hoy, Jesús Navas. Eléctrico y desbordante. No paró de colgar centros al área, casi todos con peligro. El mejor del Sevilla en el debut liguero. Por su parte Nolito lo intentó y gran culpa del gol sevillista es suya, gracias a ese magnífico córner que encontró la cabeza de Lenglet. Muriel falló lo infallable en este primer partido. Dispuso de numerosas ocasiones para ver puerta pero se topó con el palo y con Pau López.

Berizzo dio entrada a Sergio Rico en el minuto tres para sustituir a David Soria. El portero sevillista hizo un buen partido, salvado a los suyos en dos ocasiones. Banega fue el primero en entrar en la segunda mitad. Sustituyó al debutante Borja Lasso y su llegada al campo la notó el equipo. Es el timón y líder futbolístico del equipo pero su temperamento hizo que el colegiado le expulsase, dejando al equipo con uno menos. Por último entró Pizarro sustituyendo a N’Zonzi en los últimos instantes de partido.

El Sevilla no pudo marcar el segundo, encontrándose continuamente con el muro perico, un equipo muy ordenado y que realizó un buen partido en el Pizjuán. Muy peligrosos al contragolpe, aprovechando las continuas imprecisiones del Sevilla en el centro del campo. Leo Baptistao fue el mejor del Espanyol, batiendo magníficamente a Sergio Rico en el 1-1, en el que aprovechó el error garrafal del Sevilla en defensa.

Al Sevilla le faltó el gol para rematar un buen primer partido de liga, en el que se perdieron los puntos por errores propios, tanto defensivos como ofensivos. El Sevilla recibe el martes al Istanbul Basaksehir en la vuelta de la ronda previa de la UCL, un partido en el que también se esperan muchas rotaciones.

 

© FOTO: Sevilla FC