Primer partido oficial del Sevilla de Berizzo y primera victoria. Los sevillistas llegaban a este encuentro tras una pretemporada en la que se han tenido que amoldar al nuevo sistema de Berizzo, sistema parecido en algunas cosas al que se pudo ver la campaña pasada con Sampaoli. La idea más parecida es la de ser el protagonista del partido, idea que el Sevilla ha llevado a la práctica de forma notable.

En este estreno oficial del Sevilla 2017-2018, Berizzo apostó por nueve jugadores de la pasada temporada, los que más tiempo llevan y los que más han disfrutado de minutos esta pretemporada. En la portería formaba el recién renovado Sergio Rico que dejó paradas de gran calidad, salvando a los suyos al principio del partido y en los primeros minutos de la segunda mitad. No obstante falló en el gol del conjunto turco, lo que empaña en parte su buena actuación en la noche de hoy.

 

SERIEDAD Y ORDEN EN LA RETAGUARDIA

La defensa, mucho más ordenada con Berizzo, estaba compuesta por Mercado, que ocupó el lateral derecho, Lenglet y Pareja en el centro de la zaga y Escudero. La actuación de los centrales fue buena, conteniendo a Adebayor, que no puso muchos problemas en la tarde de hoy, serios y ordenados. En la segunda parte ambos cometieron fallos que permitieron ocasiones de gol al Basaksehir, poniendo de manifiesto la necesidad de seguir trabajando en la parcela defensiva.

A Mercado le tocó bailar bajo la lluvia con Elia, que le ganó todos los duelos por velocidad. Sigue dando muestras de las carencias como lateral derecho y más en el sistema que intenta implantar el técnico argentino. Mejor de central. El cuarto hombre de la defensa, Escudero, fue el mejor de la zaga. Contundente atrás y peligroso arriba, marcó el primer gol, encarrilando el partido.

En la segunda mitad se cometieron algunos fallos graves en la defensa, permitiendo a los turcos disfrutar de ocasiones claras de gol.

 

BANEGA, DUEÑO Y SEÑOR DEL CENTRO DEL CAMPO

El centro del campo estuvo compuesto por N’Zonzi, Pizarro y Banega. El francés sigue siendo el faro a la hora de sacar el balón desde atrás. La incorporación en el once de Pizarro, desconocido para muchos, permite a N’Zonzi una mayor libertad, haciendo que pueda llegar a zona de tres cuartos, donde también es un jugador clave.

Pizarro ha mostrado sus credenciales para hacerse con un hueco en el once titular. Tras una buena pretemporada, el argentino ha realizado un auténtico partidazo, siempre pendiente y ordenando al equipo e impidiendo el juego del equipo rival. Su compatriota Banega, elegido MVP del partido, fue el mejor de los sevillistas. Siempre presente en las jugadas del Sevilla. Todos lo buscaban a él, siendo el timón de los rojiblancos en el verde. Parece que nunca llegó a salir del club hispalense.

Pese al buen partido de los tres centrocampistas, hubo un momento en la segunda mitad en la que se vieron desbordados. La intensa lluvia,  que volvió pesado el terreno de juego, y el empuje rival, así como el bajón físico de todo el equipo, hizo que durante unos minutos no pudiesen controlar ni el cuero ni las embestidas del Basaksehir.

En los últimos minutos entró Krohn-Dehli, sustituyendo al autor del segundo tanto, Ben Yedder. De esta forma los últimos cinco minutos se jugó con un falso nueve, con la idea de controlar el centor del campo y evitar sorpresas de última hora.

 

UNA DELANTERA MÓVIL

La zona atacante del Sevilla la ocupaban hoy Correa, Ben Yedder y Montoya. Correa sigue siendo indiscutible para Berizzo. No obstante el atacante argentino no tuvo su noche, estando desaparecido en muchos momentos del partido. Está llamado a ser uno de los jugadores importantes del Sevilla en la presente campaña. Por su parte, Montoya cumplió y volvió a dejar un partido en el que trabajo bastante. Berizzo continúa confiando en él pero las buenas actuaciones de Nolito y Navas en los partidos que han disputado puede hacer que vuelva al banquillo.

Tanto Correa como Montoya fueron sustituidos por Nolito y Navas. El de Sanlúcar no dejó ninguna ocasión de peligro, todo lo contrario que Navas. La primera pelota que tocó el canterano sevillista fue el pase del segundo tanto. Un segundo gol obra de Ben Yedder. El francés fue el máximo goleador de la pretemporada rojiblanca y ha comenzado la campaña oficial de una manera sobresaliente. Muy móvil y polivalente en todos los puestos del ataque, fue un quebradero de cabeza para la zaga turca. Su gol de tacón encarrila la eliminatoria y deja de cara el partido de vuelta.

Partido serio y con buen resultado final, dejando de cara la clasificación para la fase de grupos de la Champions League. Los de Berizzo reciben este sábado al Espanyol en el primer partido de liga, un choque en el que se espera ver alguno de los nuevos fichajes en el once titular.

 

© FOTO: Sevilla FC